Capítulo 8: Análisis de ‘Escrito está en mi alma vuestro gesto’, el soneto V de Garcilaso de la Vega. Lecturas de Selectividad.

En este capítulo analizamos el soneto V de Garcilaso, que entrará en las Pruebas de Acceso a la Universidad 2019-2020.

Escrito está en mi alma vuestro gesto, 
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.
 
En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.
 
Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma mismo os quiero.
 
Cuando tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero

Estos tres versos:

"Aun de vos me guardo en esto", "tomando ya la fe por presupuesto" y "mi alma os ha cortado a su medida..." 

dicen que al poeta le da igual cómo es ella, que lo único que le interesa es tener un punto de partida para cantar, para hacer poemas.

1-. Me guardo de vos = partiré de vos pero diré lo que se me antoje.
2-. Tomando la fe como presupuesto = vuestra belleza está muy bien pero mi fe me dictará los términos con que os cante.
3-. Cortada por mi alma según su medida = vos sois una forma bellísima pero os pasaré por el taller de corte y confección de la poesía estilnovista.

Quien lo entendió perfectamente fue Cervantes que, con su Quijote -materialista y ateo-, destruye todo idealismo:

«Por lo que yo quiero a Dulcinea del Toboso, tanto vale como la más alta princesa de la tierra […] bástame a mi pensar y creer que la buena de Aldonza Lorenzo es hermosa y honesta, y en lo de linaje importa poco  […] los más se las fingen por dar sujeto a sus versos y por que los tengan por enamorados y por hombres que tienen valor para serlo […] píntola en mi imaginación como la deseo».

Quien también entendió perfectamente el funcionamiento de la ficción fue Vicente Huidobro, pues, en «Arte poética», explica que el poeta es un dios por lo que respecta a su capacidad para operar formalmente con todo lo que existe:

ARTE POÉTICA

Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.
Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.
Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.
Por qué cantáis la rosa, ¡oh, Poetas!
Hacedla florecer en el poema ;
Sólo para nosotros
Viven todas las cosas bajo el Sol.
El Poeta es un pequeño Dios.

En esto consiste la ficción literaria: en tomar elementos de nuestra realidad y trabajarlos según distintos umbrales de genialidad. Todo lo que construyamos existirá. Pero ninguna de nuestras construcciones podrá «hacer nada» fuera de la estructura formal (poema, cuento, novela obra teatral…) que la contenga (donde, como indica Huidobro, nosotros haremos que suceda aquello que queramos que suceda).

4 comentarios en “Capítulo 8: Análisis de ‘Escrito está en mi alma vuestro gesto’, el soneto V de Garcilaso de la Vega. Lecturas de Selectividad.”

  1. Una duda: pienso que no hay ruptura con el idealismo. De hecho, hay desconexión con la realidad, cuando lo que te preocupa son los presupuesto de la fe (del poeta). ¿En qué se diferencia ésto con Kant o Heidegger? Sé que esta cuestión la conoces, hay algo que se me escape?

    • En primer lugar, gracias por participar en estos comentarios; aprovecho para informarte que los voy a cerrar por una cuestión de gestión: os invito a todos a hacer vuestras aportaciones en nuestra página de Facebook.

      Si hablamos estrictamente de lo que sucede en el poema, no hay tal desconexión. Esto lo vio perfectamente Cervantes cuando le hace decir al Quijote que estos poetas se inventan a sus amadas para que los tengan por verdaderos poetas y como hombres dignos de tenerlas. Isabel de Freire es de carne y hueso (realidad) y Garcilaso la va a modelar como le da la gana (según la retórica estilnovista, los tópicos de la descriptio puellae, etc.), es decir, sin salir un milímetro (porque, además es imposible) de la realidad, de la ultimísima realidad poética de su siglo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.