Capítulo 5: Análisis de la ‘Oda a Juan de Grial’, de Fray Luis de León. Lecturas de Selectividad. La Teoría del Genio de la CRL.

En este capítulo vamos a analizar la Oda a Juan de Grial de Fray Luis a partir del examen que de ella hace Fernando Lázaro Carreter. Nuestra idea, no obstante, es revisar la Teoría del Genio de la que se sirve Lázaro para señalar la genialidad de esta oda.

Contra los conceptos simplicísimos e insuficientes de los que Lázaro se sirve (poeta hormiga, poeta abeja y poeta gusano), enfrentamos la Teoría del Genio de la CRL (Arte kitsch, arte recurrente, arte recursivo y arte genial).

Contra la doxografía de Lázaro, el conocimiento conceptual de la CRL.

‘Oda a Juan de Grial’ (Fray Luis de Léon)

Recoge ya en el seno
el campo su hermosura, el cielo aoja
con luz triste el ameno
verdor, y hoja a hoja
las cimas de los árboles despoja.

Ya Febo inclina el paso
al resplandor egeo; ya del día
las horas corta escaso;
ya Éolo al mediodía,
soplando espesas nubes nos envía;

ya el ave vengadora
del Íbico navega los nublados
y con voz ronca llora,
y, el yugo al cuello atados,
los bueyes van rompiendo los sembrados.

El tiempo nos convida
a los estudios nobles, y la fama,
Grial, a la subida
del sacro monte llama,
do no podrá subir la postrer llama;

alarga el bien guiado
paso y la cuesta vence y solo gana
la cumbre del collado
y, do más pura mana
la fuente, satisfaz tu ardiente gana;

no cures si el perdido
error admira el oro y va sediento
en pos de un bien fingido,
que no ansí vuela el viento,
cuanto es fugaz y vano aquel contento;

escribe lo que Febo
te dicta favorable, que lo antiguo
iguala y pasa el nuevo
estilo; y, caro amigo,
no esperes que podré atener contigo,

que yo, de un torbellino
traidor acometido y derrocado
del medio del camino
al hondo, el plectro amado
y del vuelo las alas he quebrado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.